Nutrición

¿La leche de almendras de seda te ayuda a perder peso?


La leche de almendras te permite disfrutar el sabor de las almendras sin tantas calorías.

Hemera Technologies / PhotoObjects.net / Getty Images

La leche de almendras de seda se ha convertido en una alternativa vegana a la leche de vaca. Bajo en calorías y grasas, se adapta a la mayoría de las dietas. Además, ofrece sabor y nutrición. Cada porción es rica en vitamina D, vitamina E, calcio, hierro y magnesio. Pero, ¿puede esta bebida cremosa con sabor a nuez realmente ayudarlo a perder peso? ¡Vamos a averiguar!

Valor nutricional

Los veganos y los vegetarianos juran por la leche de almendras para una salud y bienestar óptimos. Esta bebida también es popular entre aquellos que son alérgicos a los lácteos o tienen intolerancia a la lactosa. Sus beneficios nutricionales son confirmados por la ciencia.

En comparación con otros tipos de leche de origen vegetal, es más alta en calcio y vitamina E y más baja en calorías. Además, la leche de almendras contiene prebióticos y puede ayudar a equilibrar la flora intestinal. Esto conduce a un sistema inmune más fuerte, mejor digestión y niveles reducidos de colesterol.

La leche de almendras de seda viene en diferentes variedades, y cada una tiene un perfil nutricional distintivo. La leche de almendra original, por ejemplo, tiene solo 60 calorías por taza. Proporciona 8 gramos de carbohidratos, 2 1/2 gramos de grasa y 1 gramo de proteína. Cada porción proporciona el 45 por ciento de la dosis diaria recomendada de calcio, el 20 por ciento de la dosis diaria recomendada de vitamina E y el 25 por ciento de la dosis diaria recomendada de vitamina D. No contiene lactosa, gluten, productos lácteos de soya, huevo o transgénicos, por lo que es ideal para la salud. clientes.

Otras variedades contienen 30 a 100 calorías por taza. Las personas que hacen dieta pueden optar por versiones sin azúcar, que son las más bajas en calorías y no tienen azúcar agregada. La desventaja es que no obtendrá demasiada proteína de la leche de almendras. Este nutriente ayuda a construir y preservar los músculos, mantiene su metabolismo y mejora la composición corporal.

Aunque es baja en proteínas, la leche de almendras proporciona otros nutrientes que apoyan la salud y el bienestar. La vitamina E, por ejemplo, no puede ser sintetizada por el cuerpo y debe obtenerse de los alimentos. Protege contra el daño oxidativo, ralentiza el proceso de envejecimiento y regula varios procesos metabólicos, como la expresión génica y la señalización celular. La vitamina D y el calcio mantienen sus huesos fuertes y pueden proteger contra la osteoporosis.

Leche de almendras y pérdida de peso

Es poco probable que esta bebida por sí sola cause pérdida de peso, pero puede acercarlo a sus objetivos. En primer lugar, es bajo en calorías. Puede usarlo como un sustituto de la leche de vaca o de cabra, refrescos, jugos de frutas y batidos.

La leche baja en grasa, en comparación, cuenta con 105 calorías y 12 gramos de carbohidratos por porción. La misma cantidad de leche de soya proporciona 92 ​​calorías y 6 gramos de carbohidratos. Ambas opciones son más altas en calorías y carbohidratos que la leche de almendras.

Según un estudio en la Universidad McGill, esta bebida puede ayudar a perder peso y reducir sus niveles de colesterol. Las almendras, su ingrediente principal, son ricas en ácidos grasos monoinsaturados (MUFA). Se ha demostrado que estos nutrientes mejoran la composición corporal y previenen la obesidad. También regulan la presión arterial y los niveles de glucosa en la sangre, lo que mejora la salud cardiovascular. Otros estudios han relacionado los MUFA con tasas de mortalidad más bajas y cognición mejorada.

Además, la leche de almendras de seda es baja en azúcar y puede facilitar su alimentación limpia. La mayoría de las variedades tienen solo 1 o 2 gramos de carbohidratos por porción, que es más baja que otros tipos de leche. Como no contiene lactosa, es poco probable que cause hinchazón, retención de líquidos o indigestión.

Cuando se consume como parte de una dieta equilibrada, esta bebida puede aumentar sus esfuerzos para perder peso. Sin embargo, no es una píldora mágica que recorta tu cintura durante la noche. Aún necesita comer limpio y mantenerse activo para obtener los beneficios.

Beneficios potenciales para la salud

El Journal of Food Science and Technology afirma que la leche de almendras exhibe efectos antioxidantes, inmunoestimulantes, hipolipemiantes y laxantes. Esta bebida también puede reducir la inflamación, que es un importante contribuyente al dolor crónico, la artritis y otros trastornos. También facilita que los veganos cumplan con sus requerimientos diarios de calcio.

En ensayos clínicos, el consumo de leche de almendras se asoció con reducciones importantes en los niveles de colesterol. Estos hallazgos indican que esta bebida puede reducir el riesgo de enfermedad cardíaca. Además, es más bajo en potasio en comparación con la leche de vaca, por lo que es adecuado para personas con enfermedad renal.

Esta bebida baja en calorías y sin lactosa se puede consumir de muchas maneras. Disfrútelo como una bebida refrescante, agréguelo al café o al té o úselo en postres caseros y batidos de proteínas. También puede mezclarlo con granos integrales para aumentar su consumo de calcio. Consúmelo con moderación y no te excedas, porque las calorías pueden acumularse rápidamente.